Página Principal de La Purísima

Día Primero / Día Segundo / Día Tercero / Día Cuarto / Día Quinto / Día Sexto / Día Séptimo /  Día Octavo / Día Noveno

La Novena de la Purísima Concepción de María.

 

DIA SÉPTIMO

 

1.- CANTO:

 

2.- ORACIONES INICIALES

(De pie)

Todos:

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios Nuestro. En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Todos:

YO CONFIESO ante Dios Todopoderoso y ante vosotros hermanos, que he pecado mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión; por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los Santos y a vosotros hermanos, que intercedáis por mí ante Dios Nuestro Señor Amén.

 

3.- PETICIÓN:

ESCUCHAD ¡OH TIERNA MADRE!

De tus hijos el clamor,

Te pedimos nos protejas

Con tu Manto Salvador.

Pobre el hombre que no alcanza

Tu divina protección

Y tu nombre no grabado

En su pobre corazón.

 

Para dar luz Inmortal

Siendo Vos alba el día.


Todos:

Sois concebida María sin Pecado Original.

 

4.- ORACIÓN PARA TODOS LOS DÍAS:

¡Oh Reina de los ángeles y de los hombres, Purísima Virgen María, la más bella, encantadora y tierna de todas las criaturas hechas por Dios!

En Vos no hubo doblez, ni odio, ni engaño, ni calumnia, ni injusticia de ninguna clase, porque Dios quería a su Madre el ser más perfecto, para que nosotros sus hijos, imitando su manera de vivir, lleguemos a ser como ella.

Te damos gracias, ya que por Vos hemos recobrado la amistad de Dios que perdieron nuestros primeros padres en el Paraíso Terrenal.

Te alabamos porque Dios te escogió para ser su Madre y Madre nuestra.

Bendita seas porque en tu vientre purísimo Dios se hizo hombre para estar muy cerca de nosotros y de nuestros problemas.

Te rogamos Purísima Señora que nos enseñes a conocer verdaderamente a tu Hijo Jesucristo; a profundizar su Palabra que apasiona grandemente a quienes con sinceridad la meditan y la ponen en práctica.

Haz Señora, que cada día de esta Novena, aprendamos a comprender, amar y respetar y amar a nuestro prójimo. Amén

 

5.- CANTO:

 

6.- LECTURA:

(Sentados)

Evangelio según San Juan 19.25-27.

MARIA: MADRE DE LA IGLESIA

Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre con otra María, hermana suya y esposa de Cleofás, y María de Magdala.

Jesús al ver a su madre, y junto a ella su discípulo más querido, dijo a su Madre: ‘Mujer, ahí tienes a tu hijo. Después dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu Madre»

Desde ese momento el discípulo se la llevó a su casa.

 

7.- CONSIDERACIÓN

Jesús quiere que María sea la Madre de Juan y que Juan sea el hijo de María.

Con este gesto simboliza que María será la Madre de los creyentes: El cristiano es miembro de una familia espiritual: la familia de Dios.

Así como para crecer normalmente todo niño necesita un padre y una madre, así el cristiano necesita del Padre celestial y de María.

Esta ha sido doctrina constante de la Iglesia. El creyente que recibe a María en su casa, igual que Juan, no será un fanático, ni llevará los rasgos endurecidos o a veces amargados de los huérfanos que no conocieron a su Madre.

Los cristianos no somos huérfanos: María es nuestra Madre.

AQUÍ SE HACE LA PETICIÓN

(Un rato de silencio)

 

8.- TRES AVES MARÍAS

Primera Avemaría:

Dios te salve María Santísima, hija de Dios Padre,

Virgen Purísima antes del parto,

alcánzanos Señora la virtud de la fe:

DIOS TE SALVE MARIA... (Cantada).

Segunda Avemaría:

Dios te salve María Santísima, madre de Dios Hijo,

Virgen Purísima en el parto,

alcánzanos Señora la virtud de la esperanza:

DIOS TE SALVE MARIA... (Cantada).

Tercera Avemaría:

Dios te salve María Santísima, esposa de Dios Espíritu Santo,

Virgen Purísima después del parto,

alcánzanos Señora la virtud de la caridad:

DIOS TE SALVE MARIA... (Cantada).

 

9.- OREMOS

(De pie)

Enséñanos Madre amorosa a ser tus verdaderos hijos, porque como vos, queremos permanecer siempre al pie de la cruz de tu hijo Jesucristo, purificándonos de nuestros pecados y recibiéndote como nuestra Madre amorosa. Amén.

 

10.- LA JACULATORIA DE ESTE DIA SERÁ:

QUE SEAMOS DIGNOS DE ALCANZAR LAS PROMESAS DE CRISTO

 

11.- CONCLUSIÓN PARA TODOS LOS DÍAS

¡Bendita sea tu pureza

y eternamente lo sea

pues todo un Dios se recrea

en tan graciosa belleza!

A Ti celestial Princesa,

Virgen Sagrada María,

te ofrezco en este día:

alma, vida y corazón

¡mírame con compasión

no me dejes Madre mía!

 

12.- CANTOS Y ALABADO FINAL

ALABADO FINAL

Alabado sea el Santísimo

Sacramento del Altar

Y María concebida

Sin pecado original. ( 3 veces)

Alabemos a la Reina,

De la corte celestial,

Que es María concebida

Sin pecado original.

Y los Ángeles del cielo

Cantan hoy con alegría

Y nosotros en la tierra,

Alabamos a María.

Démosle al contrario guerra

Cantando con alegría,

¡Viva en los cielos y tierra

La Concepción de María!

Amén, Jesús y María,

San José es mi compañía,

Pues María es mi abogada,

Hasta en la última Agonía.

¿Quién causa tanta alegría?

¡La Concepción de María!

¡Viva la Concepción de María!

¡Viva, viva, viva!