Diriamba y El Güegüense

English Version

 

 

 

 


Homenaje de la UNESCO a El Güegüense, Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad

Portada / Turismo / Cultura / Deportes /  Centros de Estudios / Restaurantes / Hoteles / Arte Culinario / Bienes Raíces / Hospitales / Contáctenos

Las Purísimas y Gritería en Diriamba

2008

10 de diciembre 2008

Javier González Montoya

Las Purísimas y Gritería en Diriamba

2008

 

Introducción:

A 151 años de haber dado Monseñor Gordiano Carranza el grito de ¿Quién causa tanta alegría? En el atrio de la Iglesia de San Felipe de León. Esta fiesta en honor a la siempre pura y limpia Concepción de María vino a adquirir tanto auge que su celebración se realiza a nivel nacional.

Los nicaragüenses que residen en el exterior, EEUU, Costa Rica, Canada, etc. Igual lo han venido haciendo para no olvidar sus raíces, costumbres y su fe. El nuevo diario el día 7 de diciembre 2008, pág. 8B resalta dos celebraciones a  la purísima; una en San Francisco, California por parte de la familia Chow – Chang que la realiza desde hace 22 años y otra en el consulado de Miami, donde se celebro por primera vez e invito su cónsul Luis Martínez.

Celebración de la purísima

La purísima es una alusión a la pureza de la virgen María que fue concebida sin pecado original. Al novenario en su honor se le da ese nombre “la purísima” el cual consiste en rezos y cantos en familia o vecinal, siendo en el ultimo día que se da la distribución de brindis y es en este que nace la “gritería”.

La gritería

Los novenarios inicialmente únicamente se realizaban en los templos católicos, una de las versiones da cuenta que cierto día fue tanta la afluencia de feligreses a la iglesia de San Felipe que parte de estos quedaron en el atrio, el párroco sugirió, se organizaran y continuaran con el novenario en sus casa, para lo cual distribuyeron novenas e imágenes de la virgen.

El novenario

Es una práctica de la iglesia, una preparación de los nueve días antes de la celebración importante. En el año 1854, el 8 de diciembre se dio a conocer el dogma de fe de la Concepción de María y es eso hasta la actualidad lo que se celebra. Para esto el novenario iniciaba el día 29 de noviembre y finalizaba el 7 de diciembre. En 1857, al celebrarse el ultimo día del novenario, en la iglesia de San Felipe de la ciudad de León, al ver Monseñor Gordiano Carranza, una multitud en el atrio que no pudo entrar al templo, una iglesia y altar de la virgen muy bien arreglada donde las flores como incienso la atmosfera con sus olores cargaba. Los historiadores leoneses narran que ese día Monseñor Carranza inspirado ante esa situación hizo la pregunta a sus feligreses “¿Cuál es la causa de tanta alegría?” y estos, como si lo hubieran ensayado, gritaron al mismo tiempo, llenos de júbilo “La Concepción de María”.

Así nace el grito de ¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de María!.

Grito utilizado por los grupos que se encontraban al dirigirse cada cual a celebrar su purísima (novenario) la cual culminaba siempre en la iglesia y poco a poco quienes las hacían en sus casas la finalizaban en esta repartiendo el brindis (gorra) y se hizo tan especial ese fin de novenario, el 7 de diciembre, que los altares se hicieron tanto adentro  como afuera de las casas, es de suponerse por el espacio de estas.

Estas griterías, que fue la culminación de la purísima (novenario) se fue extendiendo por todo el territorio nacional y el 7 de diciembre quedo como el día de la gritería, y la purísima, que iniciaba el 29 de noviembre, para darle paso se hace desde el día 28 para finalizar el 6 de diciembre es decir el dogma de fe de la Concepción de María para su celebración el 8 de diciembre le anteceden dos grandes  actividades; la purísima (novenario) y la gritería, esta última, única en todo el mundo.

Carácter de la purísima y de la gritería

Las dos tienen carácter de penitencia, en las celebraciones de estas además de la promesa la hacen por: devoción o por tradición, convirtiéndose en todo caso en un acto de caridad, compartir lo que tienen (brindis).

Quienes tienen la promesa, devoción o tradición de celebrar la purísima o la gritería, vienen ahorrando y haciendo compras durante todo el año. Otros lo hacen con la intensión de ofrecer un brindis, generalmente después del 8 de diciembre.

Brindis tradicionales (Gorras)

En un inicio consistía en lo que producía la tierra (limones dulces, naranjas, bananos, etc.) y en productos artesanales, los que poco a poco algunos han sido sustituidos por la influencia cultural.

Pero… ¿Cuál es la diferencia entre la purísima y la gritería?

La purísima es la celebración del novenario, donde cada día es de oración familiar o con los vecinos. La gritería es una celebración abierta, donde cada grupo que llega al altar lo hace con: ¿Quién causa tanta alegría? Donde los de la casa contestan ¡La Concepción de María! Le brindan a la virgen algunos cantos y finalizan diciendo ¡Que viva la virgen! Reciben sus brindis y salen en busca de otro altar.

 

 

Estas celebraciones en Diriamba

Diriamba cuenta con todas esas características antes señaladas, pero si, tiene sus particularidades que fueron adaptadas a su entorno: al elaborar el altar el día de la gritería, al iniciarlo hacen uso de pólvora (cohetes, morteros o triquitraques) igualmente cuando la terminan de gritar.

Arreglo de altares

En purísimas y gritería los altares eran cuidadosamente elaborados, abordando cada detalle sobre el tema de la virgen; nubes, angelitos, luna, estrellas, etc, y variedades de flores entre ellas la sabana de niño.

Actualmente hay algunos que conservan esa línea, otros lo arreglan a su manera iniciando este desde la mañana o por la tarde y otros desde un día antes. Es el caso de César López, que con cuatro ayudantes ensamblan un arco con la leyenda ¿Quién causa tanta alegría? ¡La Concepción de maría! Y el altar donde es colocada la imagen de la virgen, toda su estructura es metálica, del ancho de la calle y de casi seis metros de altura toda muy bien iluminada y adornada. Este altar Cesar lo construyo en el 2003 y hace dos el arco, esta celebración a la virgen la inicio su hermana Luisa Amanda López Pérez.

Otro altar hermosamente elaborado, dos cuadras al norte del de cesar se volvió a lucir como en años anteriores, el altar del Barrio La Libertad.

Celebración de la gritería

Al medio día del 7 de diciembre, la detonación de pólvora por varios puntos de la ciudad se escucho anunciando el fin de algunos novenarios que iniciaron un día después. A las cinco y media los altares se encontraban a la espera y por las calles los primeros grupos treparon para ser de los primeros en los principales altares (donde dan los mejores brindis) cinco para las seis se escucharon las primeras detonaciones que fueron creciendo hasta envolver a la ciudad entera, las campanas de las iglesias, el grito de sus párrocos de ¿Quién causa tanta alegría? Dio pase a la celebración de la gritería en Diriamba.

Aquellos salveques que antes se utilizaban para echar los brindis le dieron paso a las mochilas. El desborde de la población en grupos por las calles y estos al encontrarse se han olvidado del saludo que se da en esta fiesta de ¿Quién causa tanta alegría? Pero si la alegría en los grupos siempre es la misma, como en años anteriores los templos católicos gritan a la virgen y suenan sus campanas cuando cada una de ellas finaliza.

Aquellos tiempos cuando la gritería se cerraba a las doce de la noche bajo el estruendo cerrado de la pólvora esta por recuperarse. En los últimos años la gritería se había venido cerrando a las diez y media de la noche, así fue el año pasado. La basílica este año toco sus campanas de cierre faltando un cuarto para las once de la noche. A las once y media los grupos bajaban con sus variados brindis recibidos y otros aun buscaban altares.

Décadas tiene el centro de Diriamba que se marchito en estas celebraciones, quizás se deba a la concentración de esfuerzos en la gritería de la basílica. En este año la imagen de la virgen salió en su novenario a diferentes casas del centro de la ciudad, una de ellas; la familia Briceño, misma imagen que al final del siglo XIX trajera de Masaya don Crisanto Briceño.

La única gritería en el centro de la ciudad la tuvo el recién electo alcalde municipal, Dr. Bismark Pérez entre las ya mencionadas, entre otros, tuvieron su altar:

En el Bº San José: Julieta Pérez, Carla López Mercado, Juanita Flores, Damaris Rodríguez, Johana Reyes Parrales, Hospital San José, Cándida Sandino, Martha Velásquez, Miriam Mojica, Fernado Baltodano (actual Alcalde)

Bº Central (Mercado Viejo): Academia Santa María, Librería G y M, Familia Chong, Pablo Rivera, Carmen Bonilla.

Bº Cementerio: Familia Paramo.

Sector de San Caralampio: Cooperativa de Taxis, Susana Bonilla.

Sector de Santa Cecilia: Tulio López.

Brindis

Los brindis tradicionales en este año 2008 muy poco se vieron, la mayoría otorgaron granos básicos y utensilios de plásticos.

Rosario

En lo que resta del mes, familias van celebrándolos, la particularidad en ellos se debe a que estos son privados, los invitados reciben invitaciones o tiquet donde el brindis es muy variado. En  estos rosarios hay familias que exclusivamente los realizan para niños, otros para adultos.

Entre las familias que hicieron rosario este pasado 8 de diciembre tenemos a: familia Valerio (Mercado Viejo), familia Pérez Aguilar.

A partir del doce, desde el siglo pasado lo han venido haciendo: María Elena Mercado de López, Carmela García, familia Ruiz Molina, familia Rodríguez López, entre otras.

Sirva el presente trabajo para que se retomen elementos tradicionales y se tenga a mano una mínima información inicial sobre nuestras Purísimas y Griterías.

10 de diciembre 2008

Javier González Montoya

 

 

 

 

Clic aquí para ver videos y fotorreportajes

 


Derechos Reservados www.diriamba.info © 2006

Webmaster: Oscar Baltodano

La reproducción total o parcial, de los contenidos de esta web sin previa

autorización está terminantemente prohibida.

Mejor resolución de pantalla: 1024 x 768 pixels