¡Matateco Dio mispiales Diriamba!

 English Version


Portada / Turismo / Cultura / Deportes /  Centros de Estudios / Restaurantes / Hoteles / Arte Culinario / Bienes Raíces / Hospitales / Contáctenos 

Crónicas diriambinas Enero-Febrero 2011
 
Por Javier González Montoya  
 

¡ Fiestas Patronales de San Sebastián 2011 !

Procesión 20 de Enero

 

INTRODUCCIÓN

Diriamba en sus fiestas abre las puertas de su pasado, para darle paso a la herencia ancestral, a un mundo mágico de fantasía que se llama tradición.

Para las nuevas generaciones de comunicadores, las fiestas diriambinas son una de la mejores de Nicaragua, medir la distancia de un punto a otro a simple vista lleva márgenes de errores. Las fiestas patronales en honor a San Sebastian de Diriamba son las de mayor colorido a nivel nacional, se entiende como colorido no solamente a la vistosidad de los trajes tradicionales de los “bailes”, sino a todo el marco de las fiestas patronales; enramadas, procesiones, gastronomía, promesas y tradición, que tiene a la cabeza al Real Cabildo de San Sebastián (Priostes), garante de esta y portadores del alma indígena que la hacen sentir con el sonido del pito y los tambores: el pito un llamado a la danza, el tambor a la guerra.

Hablar de las fiestas patronales de Diriamba, es hablar de identidad, de fervor y de Fe; de unidad, constancia y perseverancia. Diriamba es rica en folklore, en amor y calor humano. “Guachancito” es ese factor de unidad, el “Desnudo” no solo une a los diriambinos, sino también a los pueblos vecinos.

En las fiestas patronales 2011, se dieron algunas novedades de las que se hará relación. La tradición como la niña más hermosa, se tiene que cuidar, porque el que no lo conoce la destruye y el que medio sabe la transforma.   El cause tradicional tiene a sus tradicionalistas, portadores y guardianes para que las fiestas se mantengan con la mayor pureza posible.

CRONOLOGÍA

Primero de Enero 2011
, inicio de la segunda década del siglo XXI y de la continuidad tradicional de nuestro pueblo.
 


Este día después de misa de ocho salio el cabildo (Priostes) a realizar la visita de confirmación de los que recibieron cintas, tanto para fiestas (Mayordomo, Patrona, Alférez, Tenientes y alboradas), como mayordomos de bailes, los cuales confirmaron cumplir con su promesa.

Este recorrido inicia después que el prioste mayor, dentro de la Basílica Exclama tres veces ¡¡¡ Viva San Sebastian !!!, el sonido el pito y tambores, da la solemnidad para iniciar el cortejo donde los promesantes van detrás de los priostes y adelante la bandera de la Iglesia, la pólvora en cada esquina y al entrar y salir de cada casa de los promesantes, quien los recibe con un brindis, sea chicha, nacatamales, buñuelos, café con pan u otra cosa.

El primer lugar en visitar es la casa del mayordomo.
 

Diez de Enero, bajada de la imagen de San Sebastian, los priostes (cabildo), una vez que finalizo la misa de 5:00pm bajaron la imagen de San Sebastian de su trono (Altar).

Esta actividad se da una vez que el cura párroco la anuncia y se realiza con los honores que tradicionalmente le han brindado los priostes; la tonada ancestral del pito y los tambores que con su compás agitado (fanfarria), saludan la bajada del Santo Patrono.

La campana ubicada a un costado del altar deja escapar un tierno sonido celestial y la fanfarria de la banda musical complementan ese emotivo momento el cual es ovacionado por la feligresía.

Una vez bajada la imagen, los priostes la colocan en su peaña y en el lugar donde permanecerá hasta el día del tope.

La novedad de este día se dio con la puesta del esplendor (corona), que anteriormente tenia la imagen, la cual fue dada a restaurar por el comité de Patrona y en dar la mayordomía su programa de fiestas.

Diecisiete de Enero, Inicio de las fiestas:

Tradicionalmente las fiestas inician con una alegre diana que recorre toda la ciudad, acompañada del estruendo de la pólvora.
 

En la enramada de la mayordomía (media cuadra de largo), desde horas tempranas empezaron a otorgar lo que tradicionalmente se ofrece ese día; chicha, pinol, cajeta y rosquillas. El cabildo (Priostes) visita a los que inician este día, visita que le llaman de recuerdo y la población, el de “Abrir” las fiestas.

Vigilia en san Antonio de Arriba:

De San Rafael, San Vicente, San Gregorio y San Antonio, llegaron las carretas con ofrendas a San Antonio de arriba, lugar donde tradicionalmente se reconcentran y pasan la noche para reanudar su marcha a las cinco de la mañana a depositar sus ofrendas (leña, guineo, etc.), a cada fiestero desde 1996 (15 años), el actual cura Párroco Pbro. Gustavo Zuniga García, implemento después de misa de la cinco de la tarde la salida de los priostes con San Sebastian pequeño hasta el lugar donde oficia la misa. Por la mañana, los priostes con la imagen pequeña, música de viento, pólvora y promesantes que llegan con marimbas, carga cerradas, café con pan, etc. Hacen de ese camino una alegre romería que a su paso reciben de promesantes, chicha, café y pan, a las siete de la mañana generalmente hacen su ingreso a la ciudad dirigiéndose directamente a la enramada del Mayordoma a depositar su primera ofrenda y recibir de este lo que ha brindado en estos dos días.

La novedad de este día se dio en oficiar el cura párroco la misa en el Ermita y en querer dejar la imagen pequeña en ese lugar.

Quince años, es ya una tradición que se ha arraigado a fondo en los pobladores del lugar, carreteros y acompañantes de los priostes, donde esta actividad se ha realizado en casa de los Narváez-Mendieta y tratar de cambiarla causo malestar en los que han participado en ella y es aquí donde se debe de tener el conocimiento y comprender que las tradiciones nacen de manera individual y colectiva que se fortalecen, se apropian, se defienden y de manera espontánea se realizan.

José Obregón acompañante del cabildo (Priostes) tanto a las enramadas como a esta vigilia expreso:

“La tradición se tiene que cuidar, que se haya realizado la Misa en la Ermita, esta bien, pero haber querido dejar a San Sebastian allí no. Eso causo malestar en la población porque la imagen debería de estar donde tradicionalmente ha quedado, de la Ermita medio kilómetro abajo e insistieron que la imagen ahí quedaría, olvidándose que la tradición es del pueblo. Entonces pobladores entre ellos yo, la agarramos y la llevamos al lugar donde tradicionalmente se hace la vela.”

Dieciocho de Enero:

Cuatro actividades tradicionales se cumplieron en este día:

- Entrada de carretas con ofrendas.
- Segundo día de fiestas con los ofrecimientos de los nacatamales.
- Ensayo general de los Bailes.
- Visita de recordada por los mayordomos de “Bailes” a sus bailantes.

19 de Enero día del Tope:

Este día el clima presento un ambiente calido. Quietos los juegos mecánicos miraban el ir y venir de la población que se encontraba una parte en el parque y otra dentro de la Basílica en espera de la Misa de las 10 de la mañana que al concluir entrarían los Bailes a sacar la imagen de San Sebastian.

Alrededor de la Basílica una carga cerrada doble ofrecida por la mayordomía compartida de la familia Rocha-López. Promesa que en vida ofreciera Julio Rocha Idiaquez (el Negro Julio) y este año 2011 cumplieran su esposa e hijos. Valga el tratamiento de la siguiente anécdota para esta promesa cumplida; en la década pasada recibió mayordomía el Sr. Gilberto Serrano, poco antes del mes de Enero falleció, asumiendo el compromiso su hijo, celebrando los cuatro dais de fiesta de la Iglesia San José 1 c. arriba. El día 20 de Enero como a las nueve de la noche se escucho el estruendo de la carga cerrada indicando la levantada de mesa del Mayordomo donde los priostes (cabildo) en sus oraciones dan por cumplida su promesa. Una vecina de este barrio al escuchar desde su hogar la carga cerrada se levanto del asiento se persigno y exclamo: “Gracias a Dios que cumplió con su promesa”.

En la calle los Bailes realizaron su paradas, que al llegar, como es lo tradicional se anunciaron con pólvora y allí estaban dos bailes de inditas, dos de Toro Huaco, dos del Gueguense o Macho Ratón, uno del Gigante, uno del Viejo y la Vieja, con la distinción que lleva dos parejas, una de adultos y otra de niños, novedad que apareció en el 2009.

 

Un nuevo baile se sumo este año; El Baile de las Húngaras (Barbudos), baile que tuvo Diriamba adaptado a su entorno el que salio por primera vez en 1964, siendo su Mayordomo de baile Lázaro Calero (Pañita).

Por segundo año consecutivo se vio la ausencia del Baile del Viejo y la Vieja de doña Ruth Galán. Baile que saco por primera vez en 1991, haciendo el personaje del Viejo su hijo Sebastian y de Vieja, Vladimir Rodríguez Vega. El cual mantenía la tradición del vestuario y música. Para el primer aniversario de la proclama del Gueguense (25 de noviembre) La maestra de danza, Doña Irene López, pidió que los Diriambinos cuidaran este baile, que no se permitiera fuera alterado, por ser pieza única, la cual se representa en Diriamba.

Al finalizar la misa, los ‘Bailes’ ocuparon su lugar tradicional para entrar a ‘sacar’ al santo; este año se dio de la siguiente manera: Toro Huaco-Inditas-Gueguense-Toro Huaco-Húngaras-Gigante-Guegüense.

El viejo y la Vieja se mantuvieron dos cuadras arriba realizando su ‘parada’. Una vez que los bailes salieron del templo el cura párroco manifestó con jubilo 3 veces ¡Viva San Sebastian! Eh inicio el sonido de los tambores, del pito, de la campana a un lado del altar, de las campanas mayores llegadas de Francia en 1955; La Sebastiana, Alejandra, Concepción y Manuela, estas tres últimas ubicadas en el campanario sur. El agitar de banderas, de pañuelos, toma de fotos y videos, pequeños promesantes en hombros de sus padres frente a la imagen bailan para atrás, lugar que tradicionalmente le corresponde al Gueguense o Macho Ratón (al pie de la imagen) y poco a poco lo han desplazado. Generalmente la imagen antes de salir ésta se inclina ante el Santísimo y apenas sale de la puerta (puerta del perdón) hacen detonar la carga cerrada.

Los bailes avanzaron, el cura párroco acompaño a la imagen y el mayordomo hasta la salida, atrás de la imagen, la Banda musical, Montados y Carretones de caballos.

Un mar de gente que camina por la carretera, en ambos lados familias y amigos se apostan para departir y ver pasar a “Guachan” y rumbo al “Tope” con las imágenes de Santiago y San Marcos en la Parroquia de la ciudad de Dolores, tradición que une a estos pueblos en un acto de Fe.

En todo ese trayecto, toldos, músicas, ventas y promesantes que reparten comida y chicha.

Al regreso la imagen de San Sebastián acompañada por sus invitados suman la feligresía de estos dos pueblos y a su paso promesantes hacen detonar sus cargas cerradas y llegan a la ciudad encabezados por los “bailes” tradicionales Diriambinos y Diablitos de Jinotepe. Frente al atrio las tres imágenes, San Sebastian al centro, Santiago a su derecha y San Marcos a la izquierda, esperan el espacio y uno por uno entran al templo acompañados por sus priostes y bandera que agitan de un lado a otro en medio de vivas, sonidos de sus tambores y tañir de campanas. El primero en hacerlo fue Santiago y de ultimo San Sebastian, música de la Banda, aplausos, el ancestral sonido del pito y los tambores que conmueve alma y corazones, al agitar de la bandera, el vuelo de pañuelos, el Viva San Sebastian, la Pólvora y miles de miradas le dieron la bienvenida a su Santo Patrono e invitados. Entonces eran las siete de la noche.

En la carretera levantan los campamentos y tan solo queda, quizás una tonelada de basura donde se levantan a juguetear libre al viento; papeles y bolsas plásticas. Solo ellos sabrán si se trata de una promesa porque todos los años se repite la misma historia, convirtiéndola en una tradición.

Y ese mar de gente se retira oleada tras oleada inundando los cuatro puntos cardinales de la ciudad.

En la enramada del Mayordomo, tercer día de fiestas, otorgaron lo que por tradición se da en este día: a medio día el almuerzo y por la tarde los buñuelos en miel.

JUEGOS DE POLVORA:

A las ocho de la noche, las campanas de la Basílica tocaron el primero para los juegos de pólvora, los que iniciaron a las ocho y media con los tradicionales toros encohetados y la ya convencional pólvora china, vista por primera vez en el año 2004, al inaugurarse en el mes de Octubre, el supermercado Pali, quien ofreció ese día una revista cultural y entretenimiento de calidad cerrando con la magia de la pólvora china.

El repique de campanas a las nueve y treinta anunciaron el fin del espectáculo, quedando la plaza muy bien concurrida donde los juegos mecánicos, producían alegría y sonrisa en los Niños y adultos.

SERENATA A SAN SEBASTIAN:

A las diez y media de la noche las campanas anunciaron la actividad. En punto las once, se abrió la puerta principal de la Basílica (Puerta del perdón) apareciendo la imagen de San Sebastian, la cual en un vaivén de izquierda a derecha, a veces para atrás y adelante de manera constante como un baile, mantuvieron en toda la hora de serenata los cargadores. Que fue ofrecida por la mayordomía con el Mariachi Garibaldi.

A un lado de la imagen el cura Párroco Pbro. Gustavo Zúniga y la familia Rocha López.

A la salida de la imagen, la población reunida en el atrio y la calle, la recibieron con aplausos y gritos de jubilo, iniciando el mariachi con la mañanitas, posteriormente con arreglo musical del mariachi cantaron el Himno a San Sebastian con arenga al homenajeado, “un aplauso para el patrono San Sebastian” “viva San Sebastián”, desarrollando un repertorio propio de la celebración, entre ellos: El Rey, Guadalajara, El Happy Birthday, para finalizar donde innovaron: “ya queremos pastel, aunque sea un poquito pero queremos ¡Picadillo! Ya queremos ¡Buñuelos! Aunque sea un poquito pero queremos ¡Chicha!” Los presentes pidieron al mariachi otra, otra, otra, la imagen detrás de las verjas se dirigió al frente del mariachi para pedir también la otra y lo complacieron con Cielito Lindo y La Puerta Negra.

La imagen con el mismo vaivén poco a poco sin dar la espalda, fue entrando a su templo, la puerta principal se cerró, las campanas anunciaron el fin de la serenata que se prolongo hasta las doce y cuarto.

Pero, quien se llevo las palmas y admiración en el ofrecimiento de la serenata fue el niño cantor diriambino con vos de mariachi de apenas ocho años de edad, Marlon Rocha, quien ofreció tres temas: La de la Mochila Azul, La de Ojitos Dormilones y Madrecita Querida. Los mariachis al igual que la población se emocionaron y expresaron: “No lo dejen ir”. Entre comentarios a este respecto la población se retiro a sus hogares.

20 de Enero:

Homenaje en su día al Santo Patrono, es el cuarto día de las fiestas y último de los que iniciaron el 17, donde ofrecen en sus enramadas el plato emblemático diriambino: El Picadillo.
 

Congestionado el parque central y abarrotada la Basílica antes de que las campanas anunciaran el primero de la misa solemne presidida por Monseñor Leopoldo Brenes y el Clero Arquidiocesano del departamento de Carazo.

Desde las diez y media de la mañana los bailes hicieron su ingreso para cumplir las promesas ofrecidas a “Guachan”.

Antes que las campanas anunciaran el ultimo, la solemnidad de la misa inicio con un cortejo por el Clero Arquidiocesano que salio de la sacristía (Parte trasera de la Basílica) hasta entrar por la puerta principal (Puerta del perdón).

En su homilía Monseñor hizo comparación entre las vidas de San Sebastian y Juan Pablo II, “Hombres dignos de respeto”, de lo tanto que quiso Juan Pablo II a Nicaragua y estar pendiente en sus momentos difíciles, en ser San Sebastian obediente de Dios y Juan Pablo II, hombre de oración. En ser herido y dado por muerto San Sebastian, regresar y ser testigo de la persecución de los cristianos y Juan Pablo II en ser herido y en unir a católicos y no católicos.

Sobre la beatificación de Juan Pablo II el primero de mayo.
“La imagen de San Sebastian atravesada por las flechas, nos hace recordar su martirio, debemos de conocer la historia de San Sebastian”.

Parte de esta historia la tendrá la Basílica en murales iniciados desde el mes de Diciembre, por los pintores diriambinos; Amílcar Mendieta, Patricia Pavón y Javier Arburola, para admirarlos e interpretarlos, si, debe conocerse la historia del Santo Patrono.

Finalizada la misa la Prof. Miriam Robleto, Sria. Del Concejo Parroquial, por su contribución a la Iglesia recibió la “Orden San Sebastian” máxima distinción que otorga la iglesia diriambina através de su Cura Párroco.

Los bailes durante el tiempo que duro la misa, realizaron sus paradas, entraron al templo con la organización del día anterior (Tope) a sacar a las Imágenes para el tradicional recorrido del 20 de Enero, los priostes (cabildos) de cada Imagen les canta el Himno o Alabado (este último a Santiago).

El Cura Párroco con: ¡Viva Santiago! ¡Viva San Marcos! ¡Viva San Sebastian! Se dio inicio a la salida de los Santos, haciéndolo de primero San Marcos, quien permanece en el templo al lado derecho de San Sebastian y en procesión a la izquierda.


 

Al salir la imagen de San Sebastian que lo hace de último, de manera espontánea brota el mayor de los júbilos; Aplausos, Vivas, Campanas, música, fotógrafos, videos, pañuelos al aire saludando, pólvora y todo un pueblo en la plaza en espera para iniciar el recorrido tradicional, el cual se dio con la elegancia de sus bailes: adornos dice la población.

El gran ausente de esta día fue el promesante de “vestir al santo” Fidencio González, quien tienen más de dos décadas de hacerlo con San Sebastián de la cúpula, toalla y cinta en su poder para cumplirla, pero problemas ajenos a su voluntad lo impidieron.

En el recorrido de la procesión aparecieron los diferentes promesantes que ocupan este para pagarla. Las imágenes visitaron la enramada del Mayordomo, visita tradicional a que atiende en sus cuatro días de fiestas tanto a diriambinos como visitantes.

Por la noche el estruendo de la carga cerrada anuncio la levantada de mesa por los Priostes a la Mayordomía del 2001, que cumplió con sus cuatro días.

21 de Enero; Día de Orada (Venerada) al Santo Patrono:

Este día es exclusivo de los bailes con su Santo Patrono, lo utilizan para rendirle tributo y hacerle ver que están cumpliendo con su promesa. Terminado este encuentro el Prioste mayor hace entrega a cada bailante un trozo de cinta (reliquia) quines las guardan y les sirven de cuenta de los años de promesa que han pasado, los cuales tienen que ser tres años y uno de gracia y hay quienes lo hacen de por vida.

A partir de las diez y media de la mañana los “bailes” (término que da la población a los diferentes piezas folklóricas sean estás; obras de Teatro, Danza o Bailes) arribaron a la Basílica anunciándose con la pólvora. Es tradicional antes y al salir del Templo que estos realicen sus paradas en el atrio.

El Primer “baile” en hacer su entrada realizar su orada fue le Gueguense o Macho Ratón, Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, le siguió El Gigante (Ambos Obras de Teatro), posterior, lo hicieron con intervalos de tiempo igual que los primeros los dos bailes (danza) del Toro Huaco.

Las campanas anunciaron la visita de los bailes, quienes hicieron su llegada y entrada al templo sin ningún orden tradicional lo que permitió entrar al que iba llegando. Caso contrario se dio al estar otro baile adentro donde tuvieron que esperar a que saliera este para hacer su ingreso.

Cada baile hizo su entrada al compás de sus sones y chischiles. La ceremonia que realizaron al frente de la imagen del Santo Patrono tiene sus particularidades en cada representación lo que hace de esta actividad algo especial y genuina.

Generalmente los personajes principales de cada baile son los que rinden el homenaje (bailar frente a la imagen), el primer baile en hacer su entrada para realizar su orada fue el Gueguense o Macho Ratón, patrimonio oral e intangible de la humanidad, le siguió El Gigante (ambas obras de teatro), posterior lo hicieron con intervalos de tiempo igual que los dos primeros dos bailes, (Danza del Toro Huaco).

Generalmente los personajes principales de cada baile son los que rinden el homenaje (bailan frente a la imagen) y el resto de la representación mantiene su organización sonando sus chischiles, asi se dio, manteniéndose esta tradición, el Toro huaco la inicio con el bailante de este, conocido popularmente como el de la vaca, posteriormente el Mandador exclamó tres veces ¡VIVA SAN SEBASTIAN! Y en a fila cada bailante paso a orar a su Santo Patrono. Realizada esta ceremonia salen bailando y realizan sus paradas en el atrio dando por finalizada esta actividad con Vivas a San Sebastian y a su mayordomo de baile.

La tradición para esta fecha de la orada ha sido, las inditas ir a sacar al Toro Huaco y el Gigante al Gueguense o Macho Ratón para juntos llegar a la Basílica lo cual desde hace unos cuatro años no se cumple la novedad en este día se dio en ver a la nueva generación de músicos tradicionales:
Marlon Flores, nieto de José Flores, pitero de uno de los Toro Huaco y Luis Antonio Ortiz, hijo de Marcos Antonio Ortiz Potoy, (prioste pitero de San Sebastian y del Gigante) El día 20 de Enero, al pitarle Luis Antonio al Gigante, el niño de 12 años Enmanuel Urtecho Hernández, lo hizo en el Toro Huaco, Otra de las novedades que se dio ese día 21 fue el ver a dos bailantes del Toro Huaco (La vaca) Niños entre 6 y 11 años de edad.

Esto hace recordar la primera división del Toro Huaco donde unos de los bailes ante esa situación hace surgir a un nuevo pitero, Cidar González Pérez, y como bailante del Toro Huaco (La vaca) Aristóteles Velazquez, quienes lo hicieron por varios años.

No se puede obviar la programación ofrecida por la Alcaldía Municipal, desde la elección y coronación de la reina de las fiestas patronales, fiesta de la calle cerrada iniciada por el entonces alcalde Ing. Manuel Cruz Campos, en el año 2004, hasta las diferentes presentaciones de grupos culturales tanto del municipio como Nacionales, programación que permite a la población darse cita en la tarima que coloca la comuna para tener un rato de esparcimiento.

CUIDO DE IMÁGENES.

Cada prioste Mayor organiza con sus priostes el cuido de las imágenes, el 21 de Enero día de visita de los bailes, estuvieron al cuido,

San Marcos – William González Bodan.
Santiago – Félix Pedro Traña.
San Sebastian: Manuel Ramos García.

EN ESTAS FIESTAS PATRONALES 2011.

Alcalde Municipal – Bismark Pérez P.
Cura Párroco – Pbro. Gustavo Zúniga G.
Sacristán – Jorge Alberto López Flores.
Mayordomo – Mayordomía compartida Familia Rocha López.
Patrona – Comité de Patrona.
Mayordomos de bailes:
Toro Huaco – Magdalena Díaz García.
Toro Huaco – Olga María Bermúdez Gutiérrez.
Inditas – José del carmen González.
Húngaras – Fátima Martines, Blanca Gutiérrez, Martha Solís.
Viejo y la Vieja – Hernán López.
Gigante – Marcos Antonio Ortiz Potoy.
Güegüense o Macho Ratón – Luvy Rappaccioli Navas.

PRIOSTES MAYORES:
San Sebastián – Pedro Hernández Rodríguez.
Santiago – Alejandro Moya.
San Marcos – William González Bodan.

PASEO DE LA PATRONA.

El 26 de enero es la fecha tradicional para el paseo de la patrona, un recorrido, enramada – Basílica – enramada, donde participaron: bailes, priostes, Imagen pequeña de San Sebastian (que permanece los 4 días de fiesta en casa de la patrona), tenientas, las cuales son mujeres promesantes de fiestas que reciben el mismo día que ella (del 24 al 27) y la música de viento. En toda la procesión se hace uso de la pólvora vistiendo las calles de gala.

El comité de Patrona salio del local donde ofreció sus cuatro días de fiesta (Rancho hacienda, reloj 3 cuadras Norte) luciendo la cinta que rezaba ”Comité de fiestas 2011”, realizando el recorrido tradicional de la patrona. El itinerario depende de la ubicación de la enramada de ella, el cual se adapta hasta la ruta tradicional que en su tramo final recorre calle portada vieja del cementerio (casa Dr. Leonel Tapia, 2c. abajo) girando al norte una cuadra en U, hasta llegar a la Basílica.

A su llegada suenan las campanas y la pólvora, se dirige a la imagen del santo patrono, coloca su ofrenda y brinda su oración de agradecimiento.

El regreso a su enramada lo realiza con los mismos que salio, finalizando el recorrido con la ceremonia que realizan los priostes al colocar la imagen pequeña de San Sebastian, en el lugar que ella eligió cuando la llevaron al inicio de sus fiestas y para darle continuidad a la tradición ofrece los buñuelos en miel.

JUEGOS DE PÓLVORA:

Igual que la mayordomía, la patrona un día antes de concluir su fiesta, ofrece los juegos de pólvora. En su lugar el comité de Patrona 2011, ofreció pólvora de calidad, toros encohetados y la magia de la pólvora china en sus dos modalidades: corta y gran altura, llenando el cielo con esplendores de fantasía, luces de arco iris en figuras variadas para el deleite de los presentes y pobladores que prefirieron ver los toros de largo.

Las campanas anunciaron el final de estos, contenta la población se retiro, unos para la plaza y otros para sus hogares.

27 DE ENERO, PROCESIÓN DE OCTAVA, CIUDAD Y BARRIOS


 


Las tradiciones se pierden, cuando se dejan perder, en el 2011, este recorrido no se realizaría, causando alarma en los que tradicionalmente reciben las imágenes en los barrios.

Esta procesión hasta e 2010, tenia como tradición (iniciada por el Padre Amado Peña), después de la visita al hospital San José, visitar diversos barrios, San Francisco, CEPAD, San José, y El Cementerio.

Julieta Pérez (madre de Cidar González Pérez, anteriormente citado en los piteros del Toro Huaco) se puso a la cabeza de lo que seria el “Comité Pro- recorrido Octava”, el cual después de varias cartas enviadas al cura párroco se llego a un acuerdo para continuar con el tradicional recorrido por los barrios. Todo lo hizo por:
“que quiten las tradiciones de Diriamba, no lo voy a permitir, lo que quería es que se respetara la tradición”.

Esta defensa la realizo con la siguiente tradición oral.
El recorrido de la procesión en los años cincuenta era del reloj 1 cuadra al sur, 2 abajo y 4 al sur, para visitar el Hospital, después bajaba hasta la esquina de a iglesia San José, doblando a la derecha hasta la casa del Dr. Leonel Tapia, doblando a la izquierda hasta la ultima calle del cementerio a salir al rastro publico para arriba hasta entrar a la Basílica, las procesiones entraban después de las ocho de la noche.

Este recorrido hasta el cementerio lo quito el Padre Mejia y Fajardo, a los dos o tres años de estar en la parroquia (Luis Enrique Mejia y Fajardo, párroco de la Basílica 1969-1978) al decir que no se podía interrumpir el descanso de los difuntos.

El recorrido Hospital – San Francisco, se da desde el año 1988, estando el padre Peña (1985-1990) a solicitud de la señora Elva Cárdenas, recuerdo que el Padre dijo: “Era también una manera de evangelizar”.

Mi abuela contaba que en tiempos de Don Tino Mendoza, quien fue prioste mayor, Aquellos tiempos donde generalmente en la procesión de la octava caía un buen palo de agua, en la esquina de la iglesia San José, por el frío cayo muerto don Tino. En esta cuadra apenas tres casas habían, lo metieron aquí en la casa y a punto de café caliente y naranja agria lo revivieron y fue así, desde el año siguiente se inicio a recibir a los priostes brindándoles café caliente con pan, Don Tino pasaba y le decía a mi abuela: “tenga listo el café”, en estos últimos años los recibimos con chicha.

La casa, para los promesantes (de rodillas) es un punto de referencia donde cuentan (las cuadras) para pagar su promesa.

Lo de Cidar fue un milagro, ese año por no contar con el pitero, al Toro Huaco lo íbamos a sacar con grabadora, lo consultamos con el padre y el estuvo de acuerdo, como en el mes de Diciembre Cidar, que todavía era un niño, me dijo que el iba a pitar y le dije que estaba loco, y me repitió que el iba a tocar, que le diera ha hacer el pito y se lo hizo el difunto Potoy, (José Esteban Ramos Potoy, pitero de San Sebastian y del Gigante), el cual le presto el tamborcito, digo y estoy seguro que fue un milagro porque nadie le enseño y siendo mas niño fue operado de las amígdalas y bien tocaba el pito, el cual por muchos años lo hizo.

Así que de las tradiciones conozco mucho, nadie me va ha contar cuentos, las tradiciones se tienen que mantener y fue por eso la creación del Comité.

Desde el día 15 de Enero iniciamos gestiones hasta llegar a los siguientes acuerdos:

Realizada la visita por las imágenes al Hospital, el comité se haría cargo del resto del recorrido, para lo cual teníamos que asegurar; pago de música para San Sebastian y para el baile de las Húngaras e inditas y la pólvora, hicimos recolecta y al no pagar la música de los bailes, lo invertimos todo en pólvora, en la cual, compramos once docenas de cohetes, cuatro docenas de morteros y 100 varas de carga cerrada.

Antes de las cinco de la tarde salimos de la casa con la música al encuentro de la procesión para hacernos del recorrido. Cada uno de nosotros con la cinta en la cual aparecía la leyenda “Comité Pro-recorrido Octava” la carga cerrada de 100varas fue utilizada al entrar a la Basílica la imagen de San Sebastian.

El comité estuvo integrado por:
- Julieta Pérez.
- Mayra Mejia.
- Tesalia Flores.
- Donald Parrales.
Y un comité de pólvora a cargo del esposo de Mayra Mejia.

Con la razón, Fe y perseverancia todo se alcanza. Esta relación de la Señora Julieta Pérez, nos lleva a dos relatos.

El primer relato lo realiza la Señora Esmeralda González, (98 años de edad) quien habita del Reloj Publico 1 c. al sur, lugar donde ocurrió lo siguiente:

Mi Mamá soñaba con tener algún día a San Sebastian en la casa, eso es imposible me decía, vas a ver que algún día lo vamos a tener.

Un día que iba a haber la procesión, desde la mañana me dijo: hoy vamos a tener a San Sebastian aquí, usted esta loca le dije, vas a ver que hoy lo vamos a tener. Cuando los Santos estaban ahí en la esquina cayo un riendaso de agua, en un momentito las grandes correntadas y el lodazal en las calles, a esa hora metieron a Santiago en una de esas casas de esa esquina, a San Marcos en otra y a San Sebastian lo trajeron para acá y mi Mamá me dijo, te dije que hoy lo íbamos a tener y aquí esta.

Juanita Medina (86 años)

Había un hombrecito pobre, pobre, pobrecito, decía él, no mas tenia el alma en su cuerpo, había fiesta y todo repartía a todos les daba, no se como hacia, quien sabe quien le ayudaba salía a pedir con una bateita, pero no le ayudaban, quien sabe como lo hacia.


PROCESIÓN DE OCTAVA

La procesión de octava igual que la del 20, realizo su recorrido tradicional, tomando la avenida Fray Santiago Ponce y Poveda, en su parte norte doblando por la derecha calle del Majestic (desaparecido hotel Majestic, donde fue la tienda Alemán ½ c. arriba).

El sonido de marimbas, tambores, chischiles, pitos guitarras, violines pólvora, música de viento, belleza de los atuendos de cada baile, sus mascaras y sus danzas, Fe, fervor y la promesa hacen de la procesión una maravilla, un toque mágico, algo único con sabor Diriambino.


La figura inconfundible de Oscar Baltodano García, con sus cámaras captura y congela esos momentos para ofrecerlos en su pagina web, www.diriamba.info a los diriambinos que viven en el extranjero, labor que ha venido realizando desde el año 2002, para darles además, por medio de la magia cibernética; su cultura, historia, costumbres y tradición. Ese sacrificio, profesionalismo y perseverancia fue reconocido en diciembre del 2007, al recibir dos galardones nacionales otorgados por el diario La Prensa denominados ARROBA DE ORO.

Su página ha venido promocionando eventos culturales, trabajos de escritores, artesanos, pintores, etc. El registro de visita a su pagina apunta todos los continentes. 

En su trayecto la primer visita realizada por las imágenes fue en casa de la familia de quien en vida fuera Doña Cruz Mayorga (frente al ESKIMO), quienes han hecho de esto una tradición.

La procesión del 20, como la octava permite a promesantes cumplir con lo prometido; puesta de milagros, toallas, vestir al Santo (San Sebastian de la cúpula) Echar limosna, ponerle cintas, pagar promesas de rodillas.

En esta octava estando las imágenes en su primera visita, se dio la primer promesa de rodillas donde participaron otros promesantes, los que ayudan a mitigar el dolor colocando en le trayecto (cuadras) que paga el promesante de rodillas; colocando colchas y toallas. Este primer promesante fue Ricardo López, macho viejo del baile del Gueguense o Macho Ratón tradicional, lo especial de la promesa de rodillas cuando la paga un bailante se da al ser este acompañado por todo el baile y por el pito y tambores del santo patrono.

La visita que por tradición realizaron las imágenes fue al Comité de Patrona, quien realizo sus cuatro días de fiesta en el Rancho Hacienda, lugar donde permanecieron unas dos horas lo que dio lugar, ofrecieran almuerzo a los bailes y cabildos de cada imagen.

Todo ofrecimiento de comida, sea en fiesta, alboradas, rosarios o simplemente por promesa, los priostes (cabildo) realiza la bendición de los alimentos.

Las campanas anunciaron la entrada de la procesión y el fin de la octava, el gigante de concreto marcaba las ocho y veinte de la noche, una hora después el cabildo al comité de la patrona levantaba mesa.

Despedida de las Imágenes.

El mayordomo recibe las imágenes con el legendario Tope y la patrona las despide, esta despedida se realiza en el próximo domingo de finalizada la octava, siempre y cuando no concluya en día sábado, de serlo la despedida se hace de ese al próximo domingo.

 Dentro del marco de las fiestas patronales:

-         despedida de imágenes.

-         Levantada de mesa.

La despedida de las imágenes se dio de la manera que tradicionalmente se realiza; llegada de los bailes, entrada de estos para sacar las imagen del santo patrono, campanas, pañuelos, pólvora, música, montados, videos, fotografías, pregones de los vendedores ambulantes y ese mar de gente que inunda calles y carretera, el pito del cuerpo de bomberos al pasar las imágenes y el Trío Santa Rosa al despedir a San Marcos, la despedida de Santiago frente a su parroquia y la entrada de la imagen de San Sebastian a su templo, que es anunciado por las campanas y la pólvora. Derroche de pólvora realizada por el comité de Patrona, donde hizo uso de la pólvora china.

Los bailes y su levantada de mesa.

Los bailes que participaron en la despedida de imágenes y entrada del Santo Patrono, una vez éste dentro de su templo, cada baile se dirigió a casa de su mayordomo para la tradicional levantada de mesa.

La levantada de mesa por los bailes es igual a la de los fiesteros, salvo, quien la realiza (ceremonia) son los bailantes mas antiguos, en efecto algún ex prioste. En el centro de la enramada colocan la mesa con: vaso con agua, escudilla con sal, una botella con licor y el emblemático picadillo, al finalizar la ceremonia y ser distribuidos los alimentos, la pólvora anuncia la levantada de mesa.

El Toro Huaco a esta levantada de mesa se le conoce popularmente como la matada de la vaca, (vaca, manera de identificar lo que realmente es el toro huaco) una ceremonia muy hermosa, donde al finalizar la levantada de mesa la realiza el cabildo real de San Sebastian (Priostes).

Al entrar la imagen de San Sebastian al templo, la banda musical (chicheros) acompaña al toro huaco para participar en esta ceremonia con sones de Toro. Tiempos atrás esta se realizaba con marimba o con el pito y tambor del “baile”. Esta ceremonia se realiza de 3 maneras:

-         cuando el mayordomo del baile continua con este, amarra la vaca (toro huaco) y al decirse quedo amarrada “la vaca”, se da a entender que el Toro Huaco tiene mayordomo.

-         Cuando dicen quedo suelta la vaca significa que no lo tiene.

-         Se realiza la matada de la vaca cuando va a recibir un nuevo mayordomo de baile.

La ceremonia inicia con la música de viento, los bailantes formados en U, casi en círculos y haciendo sonar sus chischiles acompañan el andar del Toro Huaco “vaca” que se escuda detrás de los bailantes, el mayordomo del baile con una cuerda, las veces que mira la oportunidad trata de enlazarla (por lo cachos que lleva la armazón) a veces lo consigue pero esta se suelta e inicia los intentos hasta que logra amarrarla.  En toda esta ceremonia el mayordomo se encuentra adentro de las filas o circulo formado por lo bailantes y la “vaca”  afuera  y es cuando trata de entrar que el mayordomo aprovecha en tirar su lazo, si se realiza la matada, de la tela que esta forrada la armazón, el mayordomo saca tira de ellas, simulando el descuartizo y entrega de carne a los bailantes, le armazón es destruida y le toca al nuevo mayordomo darla hacer y estrenar Toro Huaco o como dice la población “la vaca”, finalizada esta ceremonia, el cabildo real o priostes levanta mesa al “baile”, reparten el picadillo y a su salida la pólvora anuncia que el baile levanto mesa.

Con esta levantada de mesa finaliza las fiestas patronales.

Mes de Febrero

2 de Febrero día de candelaria o de la luz.

La tradición no se detiene.  Todos los dos de febrero después de misa de la mañana se realiza la puesta de cinta a los promesantes de fiestas, alboradas y mayordomos de bailes que reciben para el año siguiente.

El acto ceremonial se realiza con la bendición de cinta por el cura párroco y ante la presencia de este el prioste mayor se la pone a cada promesante, los que son nombrados con su cargo y felicitados por el párroco y aplausos de los presentes.  Finalizada la entrega de cintas el prioste mayor exclama tres veces ¡Viva san Sebastian! Y con el sonido del pito y los tambores salen del templo a realizar el recorrido a cada casa del que recibió, quien a la llegada del cabildo, los recibe con pólvora y brindis.

6 de Febrero despedida del Padre Zúniga.

Fue día Domingo, primera semana del mes, lo que dio lugar a los bautizos y últimos de este sacramento realizados en esta parroquia por el presbítero Gustavo Zúniga García.

Como en día de fiesta el templo se encontraba lleno de feligreses.  La imagen de San Sebastian al frente de la capilla donde se encuentran las imágenes  de San Juan, Dolorosa y Nazareno.  La mampara ubicada en el lugar tradicional cuando salen procesiones.  En su lugar una mesa donde fueron colocadas las ofrendas de despedida.  Una pareja de cada baile tradicional y representantes de cada congregación de la parroquia, algunas fundadas por el Padre Zúniga.  En el parque una manta con la leyenda: “Padre Gustavo, la feligresía de la Basílica, le agradecemos, le queremos le recordaremos y estará siempre en nuestros corazones.”

Y otra ofrecida por la Alcaldía Municipal: “Padre Zúniga, el Pueblo de Diriamba te reconoce como un digno apóstol del Cristianismo”.  Con la presencia del Padre Castillo, director de Radio María, y sacerdotes de las diferentes parroquias de Diriamba  se efectúo la homilía, oportunidad que tuvo el padre Zúniga para agradecer el acto de presencia de los reunidos en la Basílica para su despedida.

En la introducción por parte del consejo parroquial su representante expreso: “El mejor regalo que hemos tenido en estos dieciséis años”

Uno de los momentos emotivos fue la procesión de las ofrendas, cada pareja de baile ocupando su organización tradicional, la imagen del santo patrono cargado por los priostes no en hombros sino a lo largo de sus brazos y los representantes de cada congregación realizaron la procesión en medio de los aplausos brindados por la feligresía.

La imagen de San Sebastián fue colocada en el lugar que guarda para el tope, esta vez en espera del tope con San Caralampio e imágenes amigas.  Al continuar la homilía, el padre Zúniga se acerco a la imagen con el incienso, cubriéndola con su aroma y humo.

Por finalizada la misa, la despedida se extendió con la participación de cada representante de congregación y lectura de pergamino de reconocimiento por sus 16 años de servicio pastoral en la Basílica el cual fue entregado en nombre del consejo parroquial por su Sria. Prof. Miriam Robleto.

12 de Febrero - Entrega de la Parroquia

Igual que el día seis, la imagen de San Sebastian fue colocada frente a la misma capilla, la mesa con ofrendas y el lleno completo.

La procesión de entrada con el obispo auxiliar Monseñor Silvio Báez a la cabeza, sacerdotes de Masaya y Carazo, el padre entrante y saliente los que recibieron aplausos al llegar al altar mayor.  El aroma a incienso, la bendición a la feligresía por Monseñor Silvio Báez fue el preámbulo a la homilía celebrada por El.  Inicio con saludos, de manera especial a la comunidad de Managua que acompaño al padre Orlando Mendoza (Párroco entrante), pidiendo después 1 minuto para convocar la misericordia de Dios.

En el transcurso de la misa se llevo a cabo con solemnidad la ceremonia de entrega al nuevo párroco de la Basílica.  Se dio lectura al decreto episcopal de su nombramiento fechado el dos de febrero y firmado por Monseñor Leopoldo Brenes.

Hincado ante el obispo auxiliar este le pregunto:

-Acepta ser párroco de la parroquia de San Sebastian?

- Si acepto, contesto el padre Orlando.

El decreto fue entregado por Monseñor Silvio Báez al nuevo párroco de la Basílica Orlando José Mendoza Zamora, quien en aplausos lo presento a la feligresía.

Monseñor Báez, se refirió a la misión pastoral que cumple cada sacerdote en las parroquias, esa misión la había cumplido el padre Zúniga y cumpliría otra en la parroquia Madre de Dios, que será recordado por las huellas imborrables que deja en su parroquia y agradeció el servicio prestado por el padre Gustavo, agradecimiento que fue acompañado por aplausos.

“Con ese sentimiento de alegría y armonía asume hoy el nuevo pastor de la comunidad recibámoslo con alegría” pidio el obispo auxiliar obteniendo como respuesta un prolongado aplauso enfatizando: “… hoy en la parroquia inicia una nueva etapa con su nuevo párroco”.

El nuevo párroco fue saneado por el obispo auxiliar quien le pregunto estar dispuesto a cumplir la nueva misión, a lo que contesto “si estoy dispuesto”, recibiendo del obispo auxiliar; las llaves del templo, libro de las sagradas escrituras y la eucaristía y ante el, firmo el acta y rezo el Credo.  Ocupando el lugar que hasta ese momento ocupo el padre Zúniga, a la derecha del obispo y con el canto de la ofrenda fue saludado por los sacerdotes y comunidad.

La secretaria del consejo parroquial le dio la bienvenida: “Bienvenido a esta Basílica, esta Ud. En su casa”.

El Padre Zúniga, manifestó su agradecimiento y el de entregar una parroquia renovada: “en 16 años hemos duplicado lo que recibimos, entrego una parroquia en bandeja de oro “por la cual fue ovacionado y puntualizo entre sus obras, el dispensario Divina Misericordia y el Museo.

El padre Orlando expreso sentirse feliz ya que había nacido un día doce, se había ordenado un día doce y recibir la Basílica un día doce.

Monseñor Báez, agradeció la acogida y hacer ver en ser la primera vez de venir a la bella Basílica de San Sebastian, esperando muy pronto estar de regreso.  La ceremonia finalizo con la procesión hasta la sacristía, siempre a la cabeza el obispo auxiliar en medio del Himno a San Sebastian cantado por el coro.

La comunidad de Managua se despidió del padre Orlando y la de Diriamba del Padre Zúniga quien deja en su haber muchas obras tales como: Enverjado de la Basílica, escrituración de esta, renovación del sistema eléctrico y audio, restauración  de los cuadros pintados por Juan Fuchs, búsqueda de los murales de Peñalba (dos) y restauración de uno, restauración y pintura de la Basílica, construcción del comedor parroquial amigos de Jesús y María, Dispensario Divina Misericordia, Museo de Cultura e Historia y deja por concluir los murales que representa la historia del santo patrono, en el segundo piso de la sacristía, la cual fue construida mediante prolongación del templo en su administración.

Fiestas de San Caralampio.

Desde la llegada del padre Fernando Téllez como administrador de la parroquia de San Caralampio, las fiestas en honor a este santo han tenido un auge que va mas allá del municipio, para ello ha realizado numerosos contactos, actividades y la creación de instancias que permiten realizarlas tale como: 

-         Creación del Cuerpo de Priostes

-         Mayordomía.

-         Llegada de Carretas Peregrinas

-         Visita (tope) de imágenes amigas de San Caralampio

-         Juegos de Pólvora

-         Procesiones por la Ciudad.

Las festividades inician con la bajada de la imagen la que se realiza a finales del mes de enero y continúan con el novenario (del 3 al 11).

El comité de carretas peregrinas (Masatepe, Pío XII, etc) se ocupan de levantar la enramada a la mayordomía o comité.

Desde el 2008, inicio de las entradas de las carretas, la imagen de San Caralampio sale al encuentro de estas.  Al llegar a la ciudad se dirigen directamente a la enramada de la mayordomía a depositar sus ofrendas las cuales son colocadas en las varas de esta.  Siendo atendidos por el mayordomo o comité con un suculento almuerzo que ofrece ese día.

El 12 de febrero ha quedado como fecha tradicional el encuentro de imágenes, seguido la procesión por una parte de la ciudad y por la noche los juegos de pólvora que tienen como característica desde la enramada de la mayordomía salir en procesión, con música de viento hasta la plaza de San Caralampio exhibiendo los juegos pirotécnicos.

El día 13 de febrero, ultimo día de las festividades después de misa de 11 de la mañana la que es presidida por el Arzobispo de Managua en honor a San Caralampio e imágenes invitadas  salen estas en procesión por otro sector de la ciudad que al culminar en la plaza del reloj se realiza la despedida de las imágenes.  Finalizando las festividades por la noche con misa de acciona de gracia y subida de la imagen a su altar.

  

15 de febrero: Inicio del año escolar 2011

 Las calles se vistieron de Azul y blanco, de vigor y gloria. Un poema en movimiento de múltiples emociones. Los colegios y escuelas abrieron sus puertas al nuevo año escolar.

 

Las nuevas generaciones estudiantiles que ingresaron a Preescolar, primaria y secundaria en busca del conocimiento y desarrollo intelectual es el orgullo de los padres que quizás sea única herencia que les dejen para su provecho y futuro de la patria.

El toque especial que se dio ese día, le da vida a la ciudad y resto del municipio.

Los salones de clases un año más fueron ocupados. El año escolar había iniciado.

 

Derechos Reservados www.diriamba.info © 2011

La reproducción total o parcial, de los contenidos de esta web sin previa

autorización está terminantemente prohibida.

Mejor resolución de pantalla: 1024 x 768 pixels