Página anterior ...

www.diriamba.info

Siguiente Página ..

Página 3 PROGRESO Diriamba, Nov. 11 de 1956
Esta Escuela de Cultura nos Unirá Siempre

Distinguida Concurrencia.

   Honor inmerecido que mi dilecto amigo José Manuel de la Rocha, me hace, para que en esta ocasión dirija mis modestas frases para con ellas testimoniar en este homenaje Lírico Póstumo, que hoy dedicamos con nuestro acervo afecto, a la memoria de aquellos Dilectos y Bien recordados hijos de este pueblo, que ya en una u otra forma supieron en las ejecutorias que desarrollaron en su paso transitorio por la vida; dejando con caracteres indelebles su actuación meritoria como hombres de avanzada para que las generaciones presentes y futuras las guarden con filial respeto, haciendo honor a sus grande y nobles hijos idos en la materia, pero siempre presentes en el espíritu colectivo de sus conciudadanos.

   Con pleno convencimiento que el espíritu de cooperación que debe existir en una sociedad, es pilar básico para su desarrollo y progreso cultural, mi modesta contribución en este acto, más que de capacidad, es, de buena voluntad, mi frase no llevará el selle de los grandes oradores pero si el entusiasmo del obrero profesional que no ansía más que al engrandecimiento de su pueblo.  Cuna Venerada de sus antepasados.

   El tema a desarrollar es:

Don Vicente García Baltodano

 

La trayectoria de su vida está sembrada de recuerdos que perdurarán una eternidad, porque sus principios estuvieron ajustados a las normas éticas del bien por el bien mismo.  Hizo por la caridad tan incontables actos, que su nombre simboliza amor fraterno entre los desheredados de la muerte.  Procuremos la bendición de su espíritu imitándolo.

" Esta Escuela de Cultura nos Unirá Siempre" 

  No pretendo cansaros con largas disertaciones filosóficas, sociológicas o discriminatorias, por la sencilla y llana razón, que no poseo gran caudal filosófico ni sociológico para desarrollar tales enunciados.  Pero sí tomaré la que a mi parecer en básica y cumple en el sentido amplio de la frase las totales y globales concepciones del valor intrínsico de ellas.  Dicen que el progreso de un pueblo se mide por el grado de cultura de sus habitantes.  Y no hay nada que contribuya con mayor eficacia a este progreso y que una más a los hombres entre sí, que la educación religiosa, fuente de toda cultura, por medio de la cual llegamos al conocimiento de la verdad y poseyendo la verdad somos libres.

   El hombre no solo fue constituido soberano   de   la    creación   en    estado

Don José Antonio González García

Fue uno de los hijos sobresalientes de esta bella ciudad de Diriamba, en donde su cerebro privilegiado se cultivó con sorprendente destreza, formando una familia intachable a la que heredo todo el poder de sus principios social.  En el ajetreo de las luchas por la subsistencia, la suerte le prodigó de bienes que recopiló bajo el incesante afecto al trabajo honrado.  Levantó su capital que puso también al servicio filantrópico de la humanidad, dejándonos la herencia de múltiples obras de progreso que emprendiera con el recio optimismo de su espíritu emprendedor y progresista.  Gravamos su nombre en nuestra memoria para que sigamos honradamente su vida ejemplar.

privilegiado, sino que fue creado para un fin sobrenatural, la vista y posesión eterna de Dios, fuente de toda felicidad.

   El hombre en la consecución de su libertad y felicidad (si es qué en esta vida encontramos esa ansiada y buscada felicidad y libertad) pone en juego todas sus capacidades físicas e intelectuales no escatimando medios ni sacrificios para conseguirlas.  Y en su afán de superación olvida lo más valioso positivo e indestructible que es su formación religiosa, la única que a todos los hombres nos une moral y espiritualmente y una vez unidos nada nos puede distanciar.

  Nuestro principal esfuerzo e interés debe ser el de superarnos cada día más, formar a nuestros hijos con una cultura y educación básica cristiana, contribuir a la mayor elevación cultural y moral de nuestros semejantes, llámense éstos obreros, profesionales, ricos o pobres.

   Cultura  Por medio de buenas escuelas con idóneos profesores, instrucción profesional y vocacional como complemento de la enseñanza primaria, centros educativos y recreativos.

(Pasa a la página 14 letra E)

Don Ignacio Baltodano Parrales

Todo el aporte de sus conocimientos y estudios estuvieron siempre al servicio de la Educación Social y la cultura de nuestros pueblos donde su contribución llenó muchos vacíos.  Del honroso capital que tesoneramente formara bajo las nobles luchas del trabajo nos ha dejado una gran herencia que muy pronto va a rendir óptimos resultados al servicio del proletario diriambino.  Viva en el corazón de todo este pueblo el augusto nombre de tan gran benefactor.

Página anterior ...

www.diriamba.info

Siguiente Página ...